Preguntas frecuentes: Las vacunas contra el COVID-19

Las vacunas contra el COVID-19 están disponibles en Carolina del Norte para todas las personas de 6 meses en adelante.

  • Las vacunas contra el COVID-19 son gratuitas en todas partes de Carolina del Norte.
  • No se requiere identificación gubernamental ni seguro médico.
  • Dependiendo de dónde recibas tu vacuna, es posible que debas programar una cita.
  • Todos se pueden vacunar, incluyendo con la dosis de refuerzo, sin importar su estatus migratorio. Vacunarte y recibir la dosis de refuerzo no afectará tu estatus migratorio.

Para encontrar un centro de vacunación de ti, visita Vacunate.nc.gov.

Descargar

Actualizado el 28 de octubre de 2022

Obteniendo Tu Vacuna Y Dosis De Refuerzo

Tab/Accordion Item

No necesitas una tarjeta de identificación emitida por el gobierno, como una licencia de conducir, para vacunarte o recibir una dosis de refuerzo. No te pueden negar servicio si no tienes tarjeta de identificación. Los centros de vacunación pueden usar otros medios para asegurar que están vacunando a la persona correcta. Los centros de vacunación pueden solicitar que te preinscribas o completes un formulario con tu nombre, dirección y fecha de nacimiento. También pueden pedirte una factura de servicios públicos u otro documento con tu nombre y dirección. Podrían pedir tu seguro médico pero no hay problema si no tienes. Las vacunas y las dosis de refuerzo son siempre gratuitas.

Sí. Puedes recibir una vacuna o una dosis de refuerzo gratuitamente sin importar en qué condado vives.

Sí. Las vacunas contra el COVID-19 y las dosis de refuerzo son gratis para todos. No necesitas tener seguro médico. Tu estatus migratorio o dónde vives tampoco importa, y nadie debe preguntarte al respecto. Tu información es confidencial y no puede ser compartida con ICE para la aplicación de leyes de inmigración. Vacunarte y recibir la dosis de refuerzo no afecta tu estatus migratorio. Obtén más información del Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU.

Nada. Las vacunas contra el COVID-19 y las dosis de refuerzo son gratis para todos. No necesitas tener seguro médico. Si tienes seguro médico, tu seguro pagará el 100% de la vacuna o refuerzo. Si no tienes seguro médico, no se te cobrará por la vacuna o por la dosis de refuerzo.

Habrás escuchado que el gobierno federal ya no reembolsa a los proveedores de vacunas los costos relacionados con la vacuna contra el COVID-19 para las personas que no tienen seguro. Aunque esto es cierto, los proveedores de vacunas actualmente no pueden transferirte estos costos. Las vacunas y las dosis de refuerzo contra el COVID-19 siguen siendo gratuitas para todos aquellos que deseen recibirlas.

Los proveedores de vacunas no te pueden negar una vacuna porque no puedes pagar o no tienes seguro médico. Si recibes una factura después de tu vacuna o tu dosis de refuerzo contra el COVID-19, primero debes hablar con la persona o el centro que la envió. Si no cancelan la factura, llama al Centro de Ayuda para la Vacunación contra el COVID-19 de Carolina del Norte al 888-675-4567.

Sí. Los niños de 6 meses en adelante deben vacunarse contra el COVID-19. La vacuna es gratuita, incluso sin seguro médico y sin importar el estatus migratorio. Las vacunas pueden ayudar a evitar que los niños se enfermen gravemente, incluso si contraen el COVID-19. Vacunar a los niños también puede ayudar a miembros de la familia. Esto incluye a hermanos y hermanas que no son elegibles para la vacunación y familiares que pueden correr un mayor riesgo de enfermarse. Los datos sobre la vacuna COVID-19 en niños han demostrado que es muy eficaz y no presenta problemas de seguridad. Los datos sobre la vacuna contra el COVID-19 en niños han demostrado que es muy efectiva y no hay problemas de seguridad.

Niños de 12 a 17 años: Las vacunas contra el COVID-19 de Pfizer, Moderna y Novavax están aprobadas por la Administración de Drogas y Alimentos de los Estados Unidos (FDA) para adolescentes de 12 a 17 años. Las personas en este grupo de edad reciben la misma dosis que las personas mayores de 18 años. Cientos de miles de niños han recibido la vacuna. El 12 de octubre de 2022, la FDA autorizó el uso de la dosis de refuerzo actualizada dessarollada para combatir las variantes de COVID-19 para todas las personas mayores de 5 años.

Niños de 5 a 11 años: La FDA autorizó una dosis más baja de la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para niños de 5 a 11 años, así como una dosis más baja de la vacuna de Moderna contra el COVID-19 para niños de 6 a 11 años. El 12 de octubre de 2022, la FDA autorizó el uso de la dosis de refuerzo actualizada dessarollada para combatir las variantes de COVID-19 para todas las personas mayores de 5 años.

Niños de 6 meses a 4 años (hasta 5 años para Moderna): El 17 de junio de 2022, la FDA autorizó las vacunas de Pfizer y Moderna contra el COVID-19 para niños de 6 meses a 5 años de edad. La vacuna de Pfizer fue autorizada para niños de 6 meses a 4 años. La vacuna de Moderna fue autorizada para niños de 6 meses a 5 años. Ahora los padres y tutores tienen la opción de vacunar a sus niños pequeños.

Las vacunas contra el COVID-19 se han probado exhaustivamente en ensayos clínicos con niños de 6 meses en adelante. Más de 9,000 niños de 6 meses a 11 años participaron en los ensayos iniciales, que incluyeron voluntarios de diferentes razas y etnias. No se observaron problemas de seguridad ni efectos secundarios graves en los ensayos clínicos en curso.

Si tu hijo/a da positivo por COVID-19 después de su primera vacuna, espera hasta que finalice su período de aislamiento antes de recibir la segunda dosis de la vacuna (al menos tres semanas después de la primera dosis). Los niños mayores de 12 años que no tienen un sistema inmunológico comprometido pueden esperar hasta ocho semanas para recibir la segunda dosis.

Pregúntale al médico de tus niños si hay otras vacunas que podrían necesitar para ayudarlos a mantenerse saludables.

Las vacunas contra el COVID-19 pueden ayudar a nuestros menores a volver a la vida más plena que tenían antes de la pandemia. Las vacunas contra el COVID-19 están probadas, son seguras y efectivas, y están disponible para adolescentes de 12 años o más. La vacunación ayuda a mantener a los estudiantes y maestros en el salón de clases.

Los jóvenes pueden contagiarse al igual que todos los demás. En Carolina del Norte, más de 567,000 niños de 0 a 17 años han dado positivo por COVID-19. Vacunarlos es la mejor manera de protegerlos, de prevenir la propagación del COVID-19 y proteger a los demás, incluyendo las personas que no pueden vacunarse.

Millones de personas ya han recibido esta vacuna. Es segura y efectiva para prevenir la enfermedad grave, hospitalización y muerte.
 

Sí, la vacuna contra el COVID-19 es segura y efectiva en niños y adolescentes. Millones de niños y adolescentes en los EE. UU. recibieron vacunas contra el COVID-19 bajo el control de seguridad más intenso en la historia del país. Decenas de millones de adultos también han recibido la vacuna. Se recopilaron datos de seguridad de más de 298 millones de dosis en los primeros seis meses después de que las vacunas estuvieron disponibles en los EE. UU. Estos datos muestran que los efectos secundarios más comunes fueron leves y solo duraron unos pocos días. 

Al igual que los adultos, los niños y los adolescentes pueden tener algunas reacciones temporales a la vacuna. Estas reacciones incluyen dolor en el brazo, sensación de cansancio o dolor durante uno o dos días, dolor de cabeza o fiebre. Estas son señales normales y buenas de que su cuerpo está construyendo protección. Estos síntomas deberían desaparecer en unos días.

Los padres/cuidadores pueden inscribir a sus niños o adolescentes en v-safe, una herramienta gratuita que puedes usar en tu teléfono inteligente y que brinda controles de salud personalizados. A través de v-safe, puedes informar cualquier efecto secundario que tu niño o adolescente pueda tener después de la vacunación.

No existen datos de seguridad que sugieran que las vacunas contra el COVID-19 afecten a niños por nacer o los embarazos.

Los niños y los adolescentes ahora pueden recibir otras vacunas al mismo tiempo o aproximadamente al mismo tiempo que la vacuna contra el COVID-19.
 

Al igual que para los adolescentes, las vacunas pueden ayudar a nuestros niños a volver a una vida más plena con experiencias más saludables y felices. Los niños pueden contagiarse al igual que todos los demás. Los casos de COVID-19 en niños pueden resultar en hospitalización, muerte, MIS-C (síndromes inflamatorios en diferentes partes del cuerpo) y efectos a largo plazo que pueden durar meses. 

Estudios recientes demuestran que la vacunación reduce la posibilidad de sufrir estos efectos graves y a largo plazo de la infección por COVID-19.

Una nueva investigación también ha demostrado que dos dosis de la vacuna de Pfizer en dosis más pequeñas reducen el riesgo de MIS-C en un 91 %. Además, el 95 % de los niños hospitalizados con MIS-C no están vacunados y algunos requieren soporte vital. También pueden tener daños duraderos en el corazón, los riñones u otros órganos.

Con la variante Ómicron, los casos de COVID-19 alcanzaron su mayor cantidad en niños en los EE. UU. en comparación con variantes anteriores del virus. Esto incluyó grandes aumentos en las hospitalizaciones en todo el país. Uno de cada cuatro bebés y niños pequeños que fueron hospitalizados necesitó atención en la UCI. Afortunadamente, los niños de 6 meses en adelante ahora pueden recibir la vacuna contra el COVID-19, y la mayoría de los niños mayores de 5 años pueden recibir una dosis de refuerzo actualizada. Estas vacunas son seguras y ayudan a proteger a los niños pequeños contra el COVID-19. Vacunar a los niños más pequeños también ayuda a proteger a otros en la casa que no pueden vacunarse.

No te pueden cobrar por la vacuna. Es gratis, incluso si no tienes seguro médico y sin importar tu estatus migratorio. Los niños de 6 meses en adelante pueden recibir la vacuna en cualquier lugar que tenga la dosis adecuada para su edad disponible.

Los CDC recomienda la vacuna de Pfizer o de Moderna contra el COVID-19 para niños menores de 6 años para ayudar a protegerlos contra el COVID-19.

Los niños de 6 meses a 4 años (incluidos aquellos que tienen un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave) deben recibir tres dosis de la vacuna de Pfizer. Los niños de 6 meses a 4 años deben recibir dos dosis de la vacuna de Moderna. Los niños de 5 a 11 años deben recibir una vacuna de dos dosis más la dosis de refuerzo actualizada. Los niños de 5 a 11 años que tienen sistemas inmunológicos comprometidos de nivel moderado a grave pueden necesitar tres dosis iniciales. Este grupo de edad también debe recibir una dosis de refuerzo actualizada dos meses después de recibir la última dosis de su serie inicial o de su dosis de refuerzo original.

Moderna y Pfizer siguen recopilando datos sobre la eficacia, así como sobre la necesidad de dosis o refuerzos adicionales. Ambas marcas de las vacunas están disponibles para niños de 6 meses en adelante, y es posible que tu familia tenga una opción en cuál escoger. Habla con un proveedor médico para obtener más información sobre qué opción es la adecuada para tu familia.

Serie de vacunación para niños con sistemas inmunológicos comprometidos.

COVID-19 Vaccination Schedule for Most Children Ages 6 Months to 11 Years

No, no esperes. La eficacia de la dosis más baja para los niños pequeños es comparable a la eficacia de la dosis más alta para los niños mayores. Debes vacunar a tus niños lo antes posible.

Las personas mayores de 6 meses que tienen sistemas inmunológicos comprometidos de nivel moderado a grave deben recibir una serie de vacunas de tres dosis. En la mayoría de los casos, las tres dosis deben ser de la misma vacuna. Tu proveedor de atención médica te indicará si es apropiado un tipo de vacuna diferente.

Todos los niños de 6 meses a 4 años que reciben la vacuna de Pfizer deben recibir tres dosis de la vacuna. Los niños de 6 meses a 4 años que tienen un sistema inmunológico comprometido y reciben la vacuna de Moderna deben recibir una tercera dosis. Los niños de 5 a 11 años que tienen un sistema inmunológico comprometido pueden necesitar una tercera dosis. Este grupo de edad también debe recibir una dosis de refuerzo actualizada dos meses después de la última dosis de su serie inicial o de su dosis de refuerzo original.

Los niños de 12 años o más que tienen un sistema inmunológico comprometido, como los adultos, deben recibir una tercera dosis si reciben la vacuna de Pfizer o de Moderna. Todas las personas mayores de 12 años también deben recibir una dosis de refuerzo actualizada dos meses después de su última vacuna o cualquier dosis de refuerzo. Habla con un proveedor de atención médica si tienes preguntas sobre si una dosis de refuerzo es adecuada para tus hijos.

COVID-19 vaccination schedule for immunocompromised children ages 6 months to 11 years

Las vacunas contra el COVID-19 no son intercambiables. Excepto bajo ciertas circunstancias, los niños deben recibir la misma marca de la vacuna para todas sus dosis recomendadas. En el caso inusual de que un niño reciba dos marcas diferentes de las vacunas para sus dos primeras dosis, debe recibir una tercera dosis de cualquiera de las vacunas ocho semanas después de la segunda para terminar su serie de vacunación inicial. Tu proveedor de vacunas puede determinar si una serie mixta es adecuada para tus niños.

Las personas de 5 años en adelante pueden recibir un producto diferente para su dosis de refuerzo actualizada (si está disponible para ellos según su edad) que la que recibieron para su serie inicial o último refuerzo.

El Kit de herramientas de salud pública StrongSchoolsNC ofrece consejos de expertos en salud pública sobre cómo mantener a nuestros estudiantes seguros en las escuelas. Actualmente, las mejores herramientas que tenemos son las vacunas y las dosis de refuerzo, las pruebas y el uso de mascarillas. Esta guía se actualizará en función de nuevas investigaciones.

Depende. Cualquier persona de 15 años o menos necesita el permiso de un padre o tutor para recibir cualquier vacuna o dosis de refuerzo contra el COVID-19. Las personas de 16 o 17 años no necesitan permiso para recibir las dos primeras dosis de la vacuna de Pfizer, pero sí necesitan permiso para recibir una dosis de refuerzo. Las personas de 17 años o menos necesitan un consentimiento por escrito para recibir cualquier vacuna de Moderna, ya que todavía está bajo EUA. Los niños o adolescentes con sistemas inmunológicos comprometidos de nivel moderado a grave necesitan permiso para recibir una dosis adicional.

El padre o tutor legal del menor debe dar permiso por escrito. No se puede dar por teléfono o por correo electrónico.
 

Hay muchas formas de lograr que tu familia se vacune al mismo tiempo.

La mayoría de los centros de vacunación te permiten inscribir y programar citas para todos los miembros de tu familia. Muchos centros de vacunación también ofrecen vacunas sin cita previa. Las personas elegibles del mismo núcleo familiar pueden presentarse juntas sin cita previa.

Debido a que la dosis y la marca de la vacuna contra el COVID-19 que reciban pueden ser diferentes según la edad de cada miembro de la familia, es importante asegurarte de que el proveedor que elijas tenga las adecuadas vacunas disponibles. Los bebés y niños pequeños de 6 meses a 2 años no pueden ser vacunados por un farmacéutico. Pueden recibir su vacuna solo en un consultorio médico o centro de salud local donde esté disponible la dosis correcta para su edad.

Se motiva a todos los padres a que vacunen a sus niños con su proveedor de atención médica, ya que la vacuna se puede administrar con otras vacunas infantiles de rutina que ayudan a mantenerlos saludables. Los padres y tutores de niños que no tienen un proveedor de atención médica establecido pueden visitar Vacunate.nc.gov para buscar un proveedor de vacunas cercano. También se les motiva a ponerse en contacto con su departamento de salud local. Se requiere el consentimiento de los padres.

Muchos lugares en Carolina del Norte ofrecen las vacunas contra el COVID-19, específicamente para niños y sus familias. Visita Vacunate.nc.gov para más información sobre cómo funcionan las vacunas y dónde puedes obtener una cita de vacunación cerca de ti. También puedes llamar al Centro de Ayuda sobre la Vacunación contra el COVID-19 de Carolina del Norte al 888-675-4567 para obtener una cita. Está abierto de 8 a.m. a 4:45 p.m. de lunes a viernes.
 

Muchos lugares tienen citas de vacunación disponibles los fines de semana o por la noche y también permiten visitas sin cita previa.

Podrías sufir reacciones temporales después de vacunarte, como dolor en el brazo, fatiga, fiebre o dolor durante uno o dos días. Estas reacciones pueden ser normales y demuestran que la vacuna está funcionando para proteger tu cuerpo contra el COVID-19. El DHHS de Carolina del Norte alienta a los empleadores a proporcionar tiempo libre remunerado para que puedan ir a vacunarse o descansar en caso de sufrir reacciones temporales. Si no tienes tiempo libre remunerado o se te complica faltar al trabajo, recomendamos que te vacunes antes de tu día libre. 

Sí, existen varias opciones de transporte gratuito para ir a vacunarse:

  • Llama a la autoridad de tránsito local para que te lleven gratis a tu cita de vacunación. Es posible que debas llamar con anticipación para programar un viaje.
  • Pregúntale a tu centro de vacunación sobre las opciones de transporte.

Los servicios de vacunación en casa ya no están disponibles a través de la Agencia del Área del Consejo Regional de Piedmont Triad sobre el Envejecimiento (Piedmont Triad Regional Council Area Agency on Aging) y NCDHHS. Comunícate con tu departamento de salud local o visita Vacunate.nc.gov para encontrar una vacuna o dosis de refuerzo contra el COVID-19 cerca de ti.

Estás al día con tus vacunas cuando has recibido todas las vacunas y dosis de refuerzo recomendadas para ti con base en tu edad y estado de salud actual. 

  • Los niños de 6 meses a 4 años están al día si:
    • Tienen un sistema inmunológico saludable y recibieron tres dosis de la vacuna de Pfizer de dosis más baja o dos dosis de la vacuna de Moderna de dosis más baja (para niños de 6 meses a 5 años).
  • Los niños de 5 a 11 años que reciben la vacuna de Pfizer o de Moderna están al día si:
    • Tienen un sistema inmunológico saludable y recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer de dosis más baja y es muy pronto para que reciban una dosis de refuerzo actualizada, o
    • Recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer de dosis más baja y una dosis de refuerzo actualizada dos meses después. 
  • Los niños de 6 a 11 años que reciben la vacuna de Moderna están al día si:
    • Recibieron dos dosis de la vacuna de Moderna de dosis más baja. Los niños menores de 12 años que reciben la vacuna de Moderna no deben recibir una dosis de refuerzo en este momento.
  • Las personas de 12 años o más están al día si:
    • Tienen sistemas inmunológicos saludables y recibieron dos dosis de las vacunas de Pfizer, de Moderna o de Novavax o una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson y aún no deben recibir una dosis de refuerzo actualizada, o
    • Recibieron dos vacunas de Pfizer, de Moderna o de Novavax o una vacuna de Johnson & Johnson y una dosis de refuerzo actualizada dos meses después de su última vacuna o cualquier dosis de refuerzo.
  • Para las personas que tienen un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave, hay algunas diferencias a tener en cuenta:
    • Todos los niños de 6 meses a 4 años que reciben la vacuna de Pfizer deben recibir tres dosis de la vacuna.
    • Los niños de 6 meses a 5 años que recibieron la vacuna de Moderna deben recibir su tercera dosis al menos cuatro semanas después de su segunda dosis.
    • Los niños de 5 a 11 años deben recibir tres dosis de la vacuna de dosis más baja de Pfizer o de Moderna. 
    • Las personas mayores de 12 años deben recibir tres dosis de Pfizer o de Moderna, más una dosis de refuerzo actualizada; dos dosis de Novavax y una dosis de refuerzo actualizada; o una dosis de Johnson & Johnson, más una dosis adicional de Pfizer o Moderna y una dosis de refuerzo actualizada.
    • Las personas con sistemas inmunológicos comprometidos también están al día después de recibir sus dosis iniciales, pero aún no pueden recibir su dosis de refuerzo porque es demasiado pronto.
COVID-19 Vaccination Schedule for Most People ages 12 and up
COVID-19 Vaccination Schedule for Immunocompromised people ages 12 and up

Según los CDC, si tienes un sistema inmunológico debilitado, tienes un mayor riesgo de enfermarte gravemente a causa del COVID-19 y morir. Además, es posible que tu respuesta inmunitaria a la vacuna contra el COVID-19 no sea tan fuerte como la de las personas que no tienen un sistema inmunológico comprometido. La mayoriía de personas de 6 meses o más que tienen un sistema inmunológico comprometido pueden recibir tres dosis de la vacuna para su serie inicial. El momento y la necesidad de dosis adicionales o de dosis de refuerzo dependen de la edad de la persona y de la vacuna que recibieron. Puedes encontrar información detallada sobre las vacunas contra el COVID-19 para personas con sistemas inmunológicos comprometidos aquí en el sitio web de los CDC.

Es importante mantenerte al día con tus vacunas y dosis de refuerzo cuando seas elegible. Durante la reciente ola de Ómicron, los que recibieron la dosis de refuerzo tenían 21 veces menos probabilidades de morir a causa del COVID-19 en comparación con los que no estaban vacunados. También tenían siete veces menos probabilidades de ser hospitalizados. 

Se recomiendan las dosis de refuerzo para todas las personas de 5 años o más para fortalecer su protección contra el COVID-19. Las vacunas y las dosis de refuerzo contra el COVID-19 son importantes, especialmente si eres mayor o tienes muchas condiciones de salud graves. Deberías recibir una dosis de refuerzo actualizada de Pfizer o de Moderna dos meses después de tu última dosis de tu serie inicial o de cualquier dosis de refuerzo si tienes 5 años o más. La dosis de refuerzo actualizada es la mejor protección contra el COVID-19 y está diseñada para atacar las variantes del virus.

Una dosis de refuerzo de Novavax también está disponible para adultos mayores de 18 años que no pueden o no quieren recibir una dosis de refuerzo actualizada de Pfizer o de Moderna y aún no han recibido ninguna otra dosis de refuerzo. Pueden recibir la dosis de refuerzo de Novavax 6 meses después de terminar la serie inicial de vacunación contra el COVID-19.

Puedes encontrar las dosis de refuerzo en la oficina de tu proveedor de atención médica, en farmacias u otros lugares. No es necesario que recibas todas tus dosis en un mismo lugar. Tampoco es necesario que el centro de vacunación tenga la misma vacuna que recibiste como parte de tu serie inicial. Habla con un médico/a, enfermero/a o farmacéutico/a si tienes preguntas sobre qué refuerzo es adecuado para ti. Visita Vacunate.nc.gov para encontrar un centro de vacunación cerca de ti.
 

Se recomiendan dosis de refuerzo actualizadas para todos los habitantes de Carolina del Norte de 5 años o más para fortalecer su protección contra el COVID-19. Muchas vacunas requieren más de una dosis para la inmunidad, y las dosis de refuerzo son comunes. Por ejemplo, se recomienda que todas las personas de 6 meses o más se vacunen contra la gripe todos los años.

Las investigaciones continúan demostrando que las vacunas y las dosis de refuerzo:

  • son seguras y funcionan bien; y,
  • protegen a las personas de enfermarse gravemente, hospitalización y muerte por COVID-19.

Durante la reciente ola de Ómicron, las personas que recibieron su dosis de refuerzo tenían 21 veces menos probabilidades de morir de COVID-19 en comparación con quienes no estaban vacunados. También tenían siete veces menos probabilidades de ser hospitalizados.

Las dosis de refuerzo actualizadas de Pfizer y de Moderna se llaman vacunas bivalentes, ya que se dirigen tanto a la cepa de coronavirus original como a las subvariantes de Ómicron. Una dosis de refuerzo de Novavax también está disponible para adultos mayores de 18 años que no pueden o no quieren recibir una dosis de refuerzo actualizada de Pfizer o de Moderna y aún no han recibido ninguna otra dosis de refuerzo. Pueden recibir la dosis de refuerzo de Novavax 6 meses después de terminar la serie inicial de vacunación contra el COVID-19.

NCDHHS continuará siguiendo la guía de la FDA y los CDC mientras trabajamos para hacer avanzar a Carolina del Norte.

Las vacunas contra el COVID-19 NO autorizadas o aprobadas por la FDA o que figuran para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS), no cuentan para la vacunación en los EE. UU. Debes reiniciar tu vacunación con una vacuna aprobada por la FDA al menos 28 días después de la última dosis de la vacuna que recibiste. También debes recibir una dosis de refuerzo actualizada dos meses después de completar tu serie inicial, si tiene 12 años o más.

Si recibiste una vacuna contra el COVID-19 listada para uso de emergencia por la OMS pero no aprobada o autorizada por la FDA, debe recibir una dosis de refuerzo actualizada al menos dos meses después de tu última vacuna si tienes 12 años o más. Si tienes un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave, es posible que también necesites una dosis adicional antes de tu dosis de refuerzo. Obtén más información (en inglés) sobre la dosis adicional y la dosis de refuerzo.

Habla con un proveedor de atención médica si tienes preguntas.

Se te considera "reforzado" y al día con tu vacunación después de recibir tu dosis de refuerzo. Su eficacia aumenta durante las próximas dos semanas; sin embargo, una dosis de refuerzo no necesita dos semanas para ayudar a protegerte contra el COVID-19 porque tus dosis iniciales de la vacuna ya han desarrollado cierta inmunidad.

Sí, según su edad y la marca de la vacuna que recibieron. Durante la reciente ole de Ómicron, las personas recibieron la dosis de refuerzo tenían 21 veces menos probabilidades de morir de COVID-19 en comparación con los que no estaban vacunados. También tenían siete veces menos probabilidades de ser hospitalizados. 

  • Las personas de 5 años o más que recibieron una dosis adicional de Pfizer o de Moderna deben recibir una dosis de refuerzo actualizada al menos dos meses después de la dosis adicional.
  • Las personas mayores de 12 años que recibieron la vacuna de Novavax no deben recibir una dosis adicional de la vacuna. Todavía deben recibir una dosis de refuerzo actualizada al menos dos meses después de su segunda dosis.
  • Las personas mayores de 18 años que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson deben recibir una dosis adicional de la vacuna de Pfizer o de Moderna y una dosis de refuerzo actualizada al menos dos meses después.

Pregúntale a un proveedor de atención médica si tienes preguntas sobre qué dosis de refuerzo es adecuada para ti.
 

Por qué debes vacunarte contra el COVID-19

Tab/Accordion Item

Una vez que estés al día con tus vacunas contra el COVID-19, puedes participar en muchas de las actividades que hacías antes de la pandemia.

Las vacunas brindan la mejor protección contra la enfermedad grave, hospitalización y muerte a causa del COVID-19. Sin embargo, las personas vacunadas pueden infectarse y transmitir el virus a otras personas. Todos deben mantenerse al día con sus vacunas contra el COVID-19 recibiendo una dosis de refuerzo actualizada cuando sean elegibles. Encuentra más información sobre las dosis de refuerzo contra el COVID-19 aquí.

Incluso si ya te vacunaste, hazte la prueba si tienes algún síntoma de COVID-19. Las personas con COVID-19 deben mantenerse alejadas de los demás (aislarse) durante al menos cinco días completos. Luego, deben usar una mascarilla durante cinco días adicionales. Las personas que pueden haber estado cerca de alguien con COVID-19 deben usar una mascarilla de alta calidad durante 10 días y hacerse la prueba el quinto día; esto incluye a quienes están al día con sus vacunas contra el COVID-19 y a quienes no.

Las vacunas preparan tu cuerpo para combatir el virus si estás expuesto a él. Las vacunas ayudan a protegerte de enfermedarte gravemente, hospitalización y muerte a causa del COVID-19. Otros pasos, como lavarse las manos, mantener seis pies de distancia y usar una mascarilla, ayudan a reducir tus posibilidades de contagio o de contagiar a otras personas. Vacunarse contra el COVID-19 es la mejor protección para que no contraigas el virus y para no contagiar a otras personas. 

Prevenir el COVID-19 es mucho seguro que necesitar tratamiento. Las vacunas pueden protegerte contra la infección. También pueden evitar que te enfermes gravemente. Incluso para las personas que desarrollan un caso leve de COVID-19, los síntomas aún pueden causar molestias. Los síntomas comunes incluyen fiebre, tos, dificultad para respirar, fatiga, dolores corporales, nueva pérdida del gusto o del olfato, “niebla mental” y más. Estos síntomas pueden durar semanas o incluso meses para algunas personas.

Algunas personas que han tenido COVID-19 desarrollan una condición llamada COVID prolongado. El COVID prolongado es cuando los síntomas continúan durante cuatro o más semanas. Puedes desarrollar COVID prolongado incluso después de que se hayan resuelto tus síntomas originales. Estos síntomas pueden no parecerse en nada a los síntomas que sentiste cuando te infectaste por primera vez. El COVID prolongado puede ocurrirle a cualquiera, incluidas las personas que nunca fueron hospitalizadas por COVID-19. Las vacunas pueden ayudar a prevenir infecciones que pueden conducir a un COVID prolongado.

Vacunarte también puede ayudar a mantener seguros a tus seres queridos. Esto es especialmente importante para las personas a tu alrededor que aún no pueden vacunarse. 

No esperes para vacunarte y recibir una dosis de refuerzo tan pronto seas elegible. Visita Vacunate.nc.gov para encontrar un centro de vacunación cerca de ti.

Los tratamientos para el COVID-19 son para personas que dieron positivo en la prueba de COVID-19 y tienen síntomas. Los tratamientos pueden evitar que te enfermes gravemente al ayudar a tu cuerpo a combatir el virus. También pueden acortar el tiempo que estás enfermo al desacelerar el crecimiento del virus en tu cuerpo. Los tratamientos no impiden que vuelvas a contraer el COVID-19 más adelante. Los tratamientos no te impiden contagiar con el virus a los demás.

Si das positivo y tienes síntomas, no esperes a visitar a tu proveedor de salud. El tratamiento se necesita empezar dentro de los primeros días después de infectarte para que sea efectivo. Habla con tu proveedor de salud sobre los tratamientos o visita nuestra página web para obtener más información sobre las pruebas y los tratamientos contra el COVID-19.

Sí. Es muy importante que todos en Carolina del Norte pongan de su parte para ayudar a vacunar a la mayor cantidad posible de personas, incluidas las dosis de refuerzo. Cuantas más personas estén vacunadas, más rápido terminaremos con la pandemia. También puede ayudarnos a estar más de que nosotros y nuestros seres queridos estamos protegidos mientras regresamos a las personas y lugares que amamos. Necesitamos que todas las personas que puedan vacunarse de manera segura lo hagan. Esto ayudará a proteger a aquellos que no pueden vacunarse debido a su edad o condición médica. La prevención es el mejor tratamiento para protegerse contra el COVID-19; vacúnate y recibe tu dosis de refuerzo.

Sí, los niños y adultos deben vacunarse si ya tuvieron COVID-19. Las personas que tuvieron COVID-19 y se recuperaron tienen cierta protección contra el virus aunque no sabemos cuánto dura esta protección. Esta protección se llama inmunidad natural. La creciente evidencia muestra que vacunarse después de tener una infección por COVID-19 aumenta aún más la protección contra contraer otra infección y ser hospitalizado, incluso cuando los casos en la comunidad son más altos.

Los expertos no saben exactamente cuánto dura la inmunidad natural y cómo es afectada por las diferentes variantes del virus. El riesgo de enfermarse gravemente, morir, o tener efectos a largo plazo a causa del COVID-19 supera con creces cualquier beneficio de la inmunidad natural. 

Si has sido tratado para el COVID-19 con anticuerpos monoclonales o plasma convaleciente, no necesitas esperar antes de vacunarte contra el COVID-19. Habla con tu médico si no estás seguro de los tratamientos que recibiste o si tienes más preguntas sobre cómo recibir la vacuna contra el COVID-19.

Incluso si tienes anticuerpos, aún puedes infectarte, por lo que aún se recomienda que te vacunes. Cuando se encuentran anticuerpos (un resultado positivo de la prueba), puede significar que una persona se infectó con COVID-19 y que el sistema inmunológico de su cuerpo respondió al virus en algún momento en el pasado. Estos anticuerpos se pueden encontrar en la sangre de las personas previamente infectadas, incluso si no tenían síntomas. 

No. Espera hasta que ya no tengas síntomas. Cuando te sientas mejor, debes vacunarte o ponerte la dosis de refuerzo (si eres elegible). Te dará más protección contra volver a enfermarte. Si no tienes síntomas, puedes vacunarte y/o ponerte la dosis de refuerzo después que termines tu aislamiento (que es 5 días después de que diste positivo en la prueba del COVID-19).

Si tienes síntomas de COVID prolongado, puedes recibir la vacuna o la dosis de refuerzo después de que desaparezcan los síntomas iniciales del virus. Estos síntomas iniciales pueden comenzar entre 2 y 14 días después de que hayas estado expuesto al virus y pueden durar hasta cuatro semanas.

Aunque puedes recibir tu vacuna o dosis de refuerzo actualizada después de que termines tu aislamiento, los CDC dicen que puedes considerar esperar 3 meses después de que comenzaron tus síntomas para vacunarte o, si no tuviste síntomas, desde cuando recibiste una prueba positiva. Esto se debe a que las personas que tuvieron COVID-19 y mejoraron están algo protegidas contra el virus. Sin embargo, no sabemos cuánto dura esa protección.

Tu proveedor de salud, farmacéutico o proveedor de vacunas puede decirte qué hacer. También puedes llamar al Centro de Ayuda para la Vacunación contra el COVID-19 al 888-675-4567. Obtén más información sobre qué hacer si te enfermas.

Sí, tu hijo aún debe vacunarse incluso si ha tenido COVID-19 en el pasado. Estudios demuestran que las personas adquieren mejor protección contral el virus al vacunarse, incluso si ya han tenido COVID-19. Cualquier protección que hayas obtenido al tener COVID-19 puede disminuir con el tiempo, especialmente si tuviste síntomas leves. Vacunarte también es la mejor manera de proteger a familiares y amigos que no pueden vacunarse porque no tienen la edad suficiente o porque tienen ciertas condiciones médicas.

Cualquier persona que actualmente esté enferma con COVID-19 debe esperar a que sus síntomas desaparezcan por completo antes de recibir la vacuna o el refuerzo. Si la persona no tiene síntomas, que espere al menos hasta que termine su aislamiento, 5 días después de su primera prueba positiva de COVID-19. Las personas que fueron tratadas con anticuerpos monoclonales o plasma convaleciente no necesitan esperar antes de vacunarse. Aunque pueden recibir su vacuna o dosis de refuerzo actualizada después de que terminen su aislamiento, los CDC dicen que pueden considerar esperar 3 meses después de que comenzaron los síntomas para vacunarse o, si no tuvieron síntomas, desde cuando recibieron una prueba positiva. Esto se debe a que las personas que tuvieron COVID-19 y mejoraron están algo protegidas contra el virus. Sin embargo, no sabemos cuánto dura esa protección.
 

Las personas que están embarazadas o que tuvieron un bebé recientemente y están infectadas con COVID-19 tienen un 40 % más de probabilidades de desarrollar complicaciones graves o morir que sus pares que no han sido infectadas. También tienen un mayor riesgo de resultados negativos tanto para la madre como para el bebé. Recomendamos ponerse al día con las vacunas contra el COVID-19 a:

  • personas embarazadas;
  • personas que están amamantando;
  • personas que están tratando de quedar embarazadas ahora; y
  • personas que podrían quedar embarazadas en el futuro.

El 29 de septiembre de 2021, los CDC compartieron un aviso de salud urgente para aumentar la vacunación contra el COVID-19 entre estos grupos con el fin de prevenir enfermedades graves, muertes y resultados adversos del embarazo. Más de 218,000 mujeres embarazadas han recibido al menos una dosis de la vacuna contra el COVID-19 en los EE. UU. No tienes que esperar o evitar quedar embarazada si planeas vacunarte. Aquellos que buscan un tratamiento de fertilidad también pueden vacunarse. Actualmente, no hay evidencia de que alguna vacuna, incluidas las vacunas contra el COVID-19, cause problemas de fertilidad en mujeres u hombres. 

La creciente evidencia demuestra que vacunarse contra el COVID-19 durante el embarazo es seguro y efectivo. Las investigaciones también muestran que los beneficios de recibir una vacuna superaon con creces los riesgos.  Los riesgos de contagiarse del virus COVID-19 son mayores para las mujeres embarazadas en comparación con las personas que no lo están. Las embarazadas con COVID-19 tienen un mayor riesgo de ser hospitalizadas y de necesitar atención en la UCI. Las mujeres embarazadas con COVID-19 tienen un mayor riesgo de parto prematuro (dar a luz antes de las 37 semanas). También podrían tener un mayor riesgo de otros resultados relacionados con el embarazo en comparación con las mujeres embarazadas sin COVID-19. Estos riesgos incluyen la pérdida del embarazo.

Los bebés de mujeres vacunadas también pueden obtener cierta protección de la vacunación. Esto es porque los anticuerpos de las vacunas se pueden transferir de madre a bebé. Recibir la vacuna de Pfizer, Moderna, o Novavax durante el embarazo podría ayudar a prevenir la hospitalización por COVID-19 entre los bebés de seis meses o menos. Un pequeño estudio publicado en JAMA mostró que los bebés nacidos de madres vacunadas contra el COVID-19 aún tenían anticuerpos persistentes a los seis meses, en comparación con los bebés nacidos de madres con infección previa. Esto significa que tú y tu bebé pueden estar protegidos contra el COVID-19.

Hay muchas opciones disponibles para que conozcas más sobre las vacunas y su seguridad para las embarazadas y las que desean quedar embarazadas. Puedes hablar  con tu médico, enviar un mensaje a un experto de MotherToBaby o llamar al 1-866-626-6847.

Obtén más información sobre la vacunación contra el COVID-19 y el embarazo, la fertilidad y la lactancia.

Se recomienda la vacunación para las mujeres que están tratando de quedar embarazadas ahora o que podrían quedar embarazadas en el futuro. Sus parejas también deberían vacunarse. No hay evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 causen problemas de fertilidad (problemas para intentar quedar embarazada) en mujeres u hombres.

Muchas mujeres quedaron embarazadas después de recibir una vacuna contra el COVID-19. Estudios recientes no encontraron diferencias en las tasas de éxito del embarazo entre las mujeres que fueron vacunadas en comparación con las mujeres que no fueron vacunadas. El riesgo de complicaciones es mayor para ti y tu bebé en crecimiento si te enfermas con COVID-19 durante el embarazo.

No, no te demores en ponerle la vacuna. Los anticuerpos se transfieren a través de la leche materna o pasan a través de la placenta durante el embarazo, pero estos anticuerpos pueden disminuir rápidamente y no han demostrado ser clínicamente significativos para proteger a los bebés contra el COVID-19. Aún debes vacunar a tu bebé.

Puedes vacunarte contra el COVID-19 al mismo tiempo que otras vacunas. Esto incluye la vacuna contra la gripe (influenza). 

NO debes recibir la vacuna si:

  • eres alérgico a algo en la vacuna misma. Esto es raro y debe consultarse con un médico, farmacéutico o especialista en alergias. (En la mayoría de los casos, contraer el COVID-19 es mucho más peligroso que una reacción alérgica).
  • tienes antecedentes de trombosis (coágulos de sangre), no recibas la vacuna de Johnson & Johnson. Las vacunas de Pfizer, Moderna, y Novavax funcionan de manera diferente y se recomiendan
  • tienes menos de 6 meses, porque la vacuna aún no está disponible para este grupo de edad.

Casi todos los demás deberían vacunarse contra el COVID-19.  Esto incluye a personas jóvenes, mayores, sanas o enfermas.

Habla primero con un médico si crees tener una razón médica para no vacunarte contra el COVID-19. Ellos pueden ayudarte a entender tus opciones. Si no debes vacunarte, pueden darte un documento escrito que explique a otros por qué no estás vacunado.

Vacunas de una dosis versus de dos dosis

Tab/Accordion Item

Todas las vacunas son muy efectivas para prevenir la enfermedad grave, hospitalización y muerte. Las vacunas de Pfizer, Moderna, y Novavax contra el COVID-19 son las vacunas preferidas tanto para las primeras dos dosis como para la dosis de refuerzo. Sin embargo, recibir cualquier vacuna, incluida la vacuna de Johnson & Johnson, es mejor que no estar vacunado. La vacuna que recibas se basará en tu edad en el momento de la vacunación, qué vacuna (si alguna) recibiste anteriormente qué vacunas tiene disponibles tu proveedor.

La vacuna de Johnson y Johnson está solamente disponible para adultos alérgicos a las otras vacunas, para adultos sin acceso a las otras vacunas o para personas que eligen no vacunarse ni recibir la dosis de refuerzo si no son elegibles para recibir la vacuna de Johnson y Johnson.

Las dosis de refuerzo actualizadas también están disponibles para todas las personas de 5 años o más. Las dosis de refuerzo actualizadas de Pfizer y de Moderna se llaman vacunas bivalentes, ya que se dirigen tanto a la cepa de coronavirus original como a las subvariantes de Ómicron. Una dosis de refuerzo de Novavax también está disponible para adultos mayores de 18 años que no pueden o no quieren recibir una dosis de refuerzo actualizada de Pfizer o de Moderna y aún no han recibido ninguna otra dosis de refuerzo. 

Consulta con tu proveedor si tienes preguntas sobre qué vacuna o dosis de refuerzo es adecuada para ti o si deseas una marca de vacuna específica para ver lo que ofrecen.
 

Los CDC recomiendan que las personas reciban las vacunas de Pfizer, Moderna, o Novavax para protegerse contra el COVID-19. Sin embargo, las vacunas y las dosis de refuerzo que puedes recibir dependen de tu edad y de qué vacuna (si alguna) recibiste anteriormente. Haz clic en diferentes vacunas para obtener más información. Se recomiendan las vacunas de Pfizer y de Moderna a la vacuna de Johnson & Johnson. La vacuna de Johnson y Johnson está solamente disponible para adultos alérgicos a las otras vacunas, para adultos sin acceso a las otras vacunas o para personas que eligen no vacunarse ni recibir la dosis de refuerzo si no son elegibles para recibir la vacuna de Johnson y Johnson. Pregúntale a un proveedor de atención médica si tienes dudas sobre qué vacuna es adecuada para ti.

Las vacunas de dos dosis le dan a tu cuerpo instrucciones temporales para producir una proteína. Esta proteína le enseña a tu cuerpo a producir anticuerpos que combaten los gérmenes del virus de COVID-19. La vacuna de una dosis (fabricada por Johnson & Johnson) usa ADN para darle a tu cuerpo el mismo tipo de instrucciones temporales. No hay virus del COVID-19 en las vacunas. Ninguna de las vacunas puede cambiar tu ADN. Obtén más información sobre como funcionan las vacunas.

Los efectos secundarios temporales son similares entre todas las vacunas. Las personas que reciben la vacuna de una dosis pueden experimentar efectos secundarios temporales solo una vez de esa vacuna. Los efectos secundarios temporales pueden incluir dolor en el brazo, dolor de cabeza, fiebre o sensación de cansancio y dolor durante uno o dos días después de recibir la vacuna. Ninguna de las vacunas puede contagiarte con COVID-19.

Las vacunas de Pfizer, Moderna, y Novavax requieren dos dosis (o, a veces, tres, según tu edad y si tienes un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave). Necesitas dos dosis para desarrollar una fuerte protección contra el COVID-19. El objetivo de la primera dosis de la vacuna es preparar a tu cuerpo para tener la mejor protección. La segunda dosis aumenta esta protección. Es importante que tus dos primeras dosis sean de la misma marca de vacuna.

La FDA y los CDC recomiendan que todos reciban dos dosis de las vacunas de Pfizer, Moderna, o Novavax. También deben asegurarse de mantenerse al día con sus vacunas contra el COVID-19. Esto incluye recibir dosis adicionales y una dosis de refuerzo actualizada, dependiendo de tu edad, si tienes un sistema inmunológico comprometido y la marca de la serie inicial que recibiste. Obtén más información sobre las diferentes vacunas contra el COVID-19.
 

Cualquier persona que recibió su primera dosis de las vacunas de Pfizer, Moderna, o Novavax (para cualquier persona de 12 años o más) contra el COVID-19 debe hablar con un médico para decidir el mejor momento para recibir su segunda dosis (o tercera dosis, si es necesaria). Los CDC sugieren que esperar ocho semanas entre la primera y la segunda dosis de las vacunas de Pfizer o de Moderna aumenta la protección que brindan las vacunas en personas de entre 12 y 49 años. También puede reducir el pequeño riesgo de inflamación del corazón (una afección conocida como miocarditis), especialmente en los hombres.

Todavía se recomienda esperar tres semanas antes de recibir una segunda dosis de Pfizer o de Novavax y cuatro semanas para la segunda dosis de Moderna para:

  • personas con un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave
  • personas de 65 años o más
  • personas con alto riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
  • niños de 5 a 11 años si reciben la vacuna de Pfizer y de 6 a 11 años si reciben la vacuna de Moderna (la vacuna de Novavax no está disponible para las personas menores de 12 años)

Habla con un proveedor de atención médica si tienes preguntas acerca de cuándo le toca a recibir la próxima dosis a tus niños.

Visita el sitio web de los CDC para obtener un cronograma completo de vacunas y dosis de refuerzo.

Debes recibir la segunda dosis de la vacuna (o la tercera para niños de 6 meses a 4 años que reciben Pfizer) lo más cerca posible del tiempo recomendado. Sin embargo, si recibes tu segunda dosis de una vacuna contra el COVID-19 en cualquier momento después de la fecha recomendada, no tienes que volver a empezar tu proceso de vacunación.

Los CDC no recomienda recibir una marca de vacuna diferente para tu segunda dosis. Si recibiste una vacuna de Pfizer, Moderna, o Novavax debes recibir la misma marca de la vacuna cuando sea el momento de recibir tu segunda dosis. Sin embargo, las personas de 18 años o más pueden recibir cualquier marca para su dosis de refuerzo. Esto es cierto independientemente de la vacuna que hayas recibido para tus dosis anteriores. Aquellos que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson están completamente vacunados después de una dosis. 

Las dosis de refuerzo actualizadas también están disponibles para todas las personas mayores de 5 años. Puedes recibir una marca diferente para la dosis de refuerzo actualizada de la que recibiste para tu serie inicial, según tu edad.

No. No tienes que recibir la segunda dosis de la vacuna en el mismo lugar donde recibiste la primera dosis. Si vas a un proveedor diferente para la segunda dosis, asegúrate de ir a un proveedor con la misma marca de la vacuna (por ejemplo, de Pfizer, Moderna, o Novavax) que recibiste para tu primera dosis. Trae tu registro de vacunación para que el proveedor pueda confirmar qué vacuna recibiste y cuándo te vacunaste. Las personas que pueden recibir una dosis de refuerzo pueden ir a cualquier centro de vacunación disponible para recibirla.

Tres semanas (para las vacunas de Pfizer y Novavax) o cuatro semanas (para la vacuna de Moderna) entre la primera y la segunda dosis es lo mejor para las personas que tienen más probabilidades de estar menos protegidas después de la primera dosis. Esto incluye:

  • personas con un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave
  • personas que tienen más probabilidades de enfermarse gravemente a causa del COID-19, como adultos de 65 años o más 
  • personas que necesitan protección rápida, como cuando el virus se propaga rápidamente en la comunidad. 

Pregúntale a un proveedor de atención médica cuál es el mejor momento para recibir tu segunda dosis.

Se recomiendan ocho semanas entre la primera y la segunda dosis para pacientes de 12 a 64 años de edad que:

  • no tienen un sistema inmunológico comprometido de nivel moderado a grave
  • no tienen un mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19
  • no necesita protección rápida 

Habla con un proveedor de atención médica sobre el mejor momento para recibir tu segunda dosis de la vacuna de Pfizer, Moderna, o Novavax contra el COVID-19.

Carolina del Norte utiliza un sistema de datos seguro llamado COVID-19 Vaccine Management System (CVMS, por sus siglas en inglés) o Sistema de Administración de Vacunas contra el COVID-19 para asegurar que recibas tu segunda dosis o dosis de refuerzo en el momento adecuado. Cuando una persona recibe su primera dosis, se le pedirá que haga su segunda cita. No tienes que volver al mismo centro de vacunación para recibir tu segunda dosis o la dosis de refuerzo. Te darán una tarjeta de vacunación con información sobre la(s) vacuna(s) que recibiste y la fecha de esa dosis. Tómale una foto a la tarjeta por si se te pierde. Puedes recibir una notificación por correo electrónico o mensaje de texto con un recordatorio para tu segunda dosis. 

Personas que usan v-safe, un servicio de los CDC que ofrece controles de salud personalizados después de vacunarse, también recibirán recordatorios por mensajes de texto para que reciban su segunda dosis. El centro que te vacunó la primera vez también puede ayudarte con recordatorios. Las leyes estatales y federales aseguran que tu información privada no será compartida. La vacuna que te dan y cuándo necesitas la segunda dosis es información de salud confidencial. Esta información es administrada cuidadosamente para proteger tu privacidad. 

Seguridad de las vacunas

Tab/Accordion Item

La FDA aprobó la vacuna de Pfizer contra el COVID-19 para ayudar a prevenir el COVID-19 en personas de 16 años o más. La vacuna de Pfizer también está autorizada para niños de 6 meses a 15 años bajo una autorización de uso de emergencia (EUA). Los niños de 6 meses a 11 años reciben una dosis más baja de la vacuna de Pfizer que las personas de 12 años o más. Se debe administrar una tercera dosis de la vacuna de Pfizer a ciertas personas que tienen un sistema inmunológico comprometido. 

La FDA también autorizó la vacuna de Moderna contra el COVID-19 bajo una EUA para niños de 6 meses a 17 años de edad. Moderna está llamando a esta vacuna Spikevax, y se usa para la serie primaria para prevenir el COVID-19 en las personas de 18 años o más. Es la misma vacuna pero con un nuevo nombre. La vacuna de Moderna también está disponible bajo EUA como una tercera dosis para las personas de 6 meses o más que tienen un sistema inmunológico comprometido. 

La FDA también autorizó el uso de la vacuna de Novavax contra el COVID-19 bajo EUA en personas de 12 años o más. La vacuna de Novavax utiliza un tipo de tecnología más familiar basada en proteínas, y que se ha utilizado durante más de 30 años en vacunas que ayudan a prevenir enfermedades como el herpes zóster, la hepatitis B, la gripe y otras enfermedades. 

También está disponible y recomendada una dosis de refuerzo actualizada de Pfizer para todas las personas mayores de 5 años, y una dosis de refuerzo de Moderna actualizada está disponible y recomendada para todas las personas mayores de 6 años. Una dosis de refuerzo de Novavax también está disponible para adultos mayores de 18 años que no pueden o no quieren recibir una dosis de refuerzo actualizada de Pfizer o de Moderna y aún no han recibido ninguna otra dosis de refuerzo.

Todas las vacunas contra el COVID-19 disponibles en los Estados Unidos han estado bajo un EUA. Ensayos clínicos rigurosos entre miles de personas han demostrado que las vacunas son seguras y efectivas. Más de 210 millones de personas en los Estados Unidos se han vacunado de forma segura contra el COVID-19.

Los científicos tuvieron una ventaja en el desarrollo de todas las vacunas. Se basan en décadas de investigación. La última década de inversión y experiencia en la fabricación de las vacunas se utilizó para ayudarnos a combatir el COVID-19. La creación de estas vacunas no omitió ningún paso en el desarrollo, las pruebas o en los ensayos clínicos. 

No. La vacuna no contiene ningún virus vivo que pueda enfermarte de COVID-19. La vacuna le da a tu cuerpo instrucciones para producir una proteína que le enseña a tu cuerpo a combatir el COVID-19. Tu cuerpo degrada o destruye naturalmente las instrucciones de la vacuna.

No se informaron efectos secundarios graves en los ensayos clínicos. Los datos de seguridad de más de 298 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna contra el COVID-19 administradas en los primeros seis meses después de su aprobación en los Estados Unidos muestran que la mayoría de los efectos secundarios informados fueron leves y de corta duración. Las reacciones temporales después de recibir la vacuna pueden incluir dolor en el brazo, dolor de cabeza o sentirse cansado y adolorido durante uno o dos días o fiebre. Estas reacciones temporales fueron más comunes después de la segunda dosis. Las personas más jóvenes tienen más probabilidades de tener reacciones que las personas mayores.

En la mayoría de los casos, estas reacciones temporales son una buena señal de que tu cuerpo está creando protección. Puedes tomar medicamentos después de recibir tu vacuna como Tylenol o ibuprofeno para ayudar con estas reacciones temporales. Aunque es extremadamente raro, ha habido algunos casos de reacción alérgica grave a la vacuna Pfizer. Los centros de vacunación están preparados con medicamentos si necesitan tratar a alguien.

Aunque es extremadamente raro, ha habido muy pocos casos (de aproximadamente 18.7 millones de dosis que se han dado) de una condición llamada trombosis con trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés), asociados con la vacuna de Johnson & Johnson. TTS es una condición definida por coágulos sanguíneos con plaquetas bajas. Los CDC recomiendan que las personas reciban las vacunas de Pfizer, Moderna, o Novavax para prevenir la enfermedad grave y la hospitalización a causa del COVID-19. La vacuna de Johnson y Johnson está solamente disponible para adultos alérgicos a las otras vacunas, para adultos sin acceso a las otras vacunas o para personas que eligen no vacunarse ni recibir la dosis de refuerzo si no son elegibles para recibir la vacuna de Johnson y Johnson.

Si recibiste la vacuna de Johnson & Johnson y desarrollas:

  • dificultad para respirar, dolor en el pecho, hinchazón de las piernas, dolor abdominal persistente, dolores de cabeza intensos o persistentes o visión borrosa, moretones o pequeñas manchas de sangre debajo de la piel más allá del lugar de inyección dentro de las tres semanas posteriores a recibir la vacuna, busca atención médica de inmediato. 

No existen preocupaciones de seguridad para las personas que fueron vacunadas previamente y no experimentaron TTS.

La FDA informó que ha habido muy raros casos de síndrome de Guillain-Barré (GBS) después de recibir la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19, con 100 casos preliminares de más de 12.8 millones. Estos casos ocurrieron principalmente en hombres de 50 años o más. El GBS es un trastorno que afecta el cerebro. Por lo general, se desencadena por una infección de la que la mayoría de las personas se recupera por completo. 

Casi todas las hospitalizaciones y muertes por COVID-19 ocurren en personas no vacunadas. Es más probable que te enfermes gravemente a causa del COVID-19 si no estás vacunado a que tengas un efecto secundario extremadamente raro y grave después de recibir la vacuna. Todos los que puedan vacunarse contra el COVID-19 deben vacunarse y recibir la dosis de refuerzo cuando sean elegibles. 

Las reacciones alérgicas graves a las vacunas han sido muy raras y se produjeron principalmente en personas que habían tenido reacciones alérgicas graves anteriormente. Las personas que han tenido reacciones alérgicas graves, también llamadas anafilaxia, a cualquier ingrediente de las vacunas de Pfizer, de Moderna, de Novavax o de Johnson & Johnson no deben recibir esa vacuna. Las personas que han tenido este tipo de reacción alérgica grave a cualquier vacuna o tratamiento que se inyecta deben hablar con su proveedor de atención médica sobre los riesgos y beneficios de la vacunación. Las personas con alergias a alimentos, animales, desencadenantes ambientales (como polen), látex o medicamentos que se toman por vía oral pueden vacunarse con cualquiera de las vacunas contra el COVID-19. Lo mismo es cierto si tienes familiares que han tenido alérgicas graves en el pasado. Se te hará un examen antes de recibir la vacuna para determinar si tienes un mayor riesgo de sufrir una reacción alérgica. Si es así, tu proveedor de atención médica puede decidir que no debes recibir la vacuna. La mayoría de las reacciones ocurren entre unos minutos y una hora después de la vacunación. Se te pedirá que permanezcas en el lugar donde recibiste la vacuna durante un período breve (15-30 minutos) para monitorear tu seguridad. Puedes encontrar información adicional aquí para las vacunas de Pfizer, Moderna, Novavax y Johnson & Johnson.

Si tuviste una reacción alérgica grave o inmediata (dentro de cuatro horas) después de recibir una dosis de la vacuna de Pfizer, Moderna, o Novavax, NO debes recibir una segunda dosis esas vacunas. Habla con tu proveedor sobre la posibilidad de recibir un tipo diferente de vacuna después de una reacción alérgica. Puedes encontrar más información para las personas con alergias a la vacuna contra el COVID-19.

Los CDC y la FDA te motivan a reportar sobre posibles efectos secundarios (llamados eventos adversos) al Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés). Este sistema nacional recopila datos para buscar efectos secundarios que son inesperados. También buscan efectos secundarios que parecen ocurrir con más frecuencia de lo esperado o inusuales de ocurrencia. Los informes a VAERS ayudan a los CDC a monitorear la seguridad de las vacunas. La seguridad es una prioridad absoluta.

Los CDC también está implementando una herramienta a través de teléfonos inteligentes llamada v-safe para controlar la salud de las personas después de recibir una vacuna contra el COVID-19. Cuando recibas tu vacuna, también debes recibir una hoja de información de v-safe que te indique cómo inscribirte en v-safe. Si te inscribes, recibirás mensajes de texto con regularidad que te dirigirán a las encuestas en las que podrás informar cualquier problema o reacción adversa que tengas después de vacunarte contra el COVID-19. Los CDC recomiendan especialmente a los padres y tutores de niños que los inscriban en v-safe para ayudar que comprendamos los efectos a la salud de los niños después de la vacunación.

Comunícate con tu médico si:

  • la sensibilidad en el lugar donde recibiste la vacuna aumenta después de 24 horas 
  • tus efectos secundarios temporales te preocupan 
  • tus efectos secundarios no parecen desaparecer después de unos días

Es extremadamente raro que tengas una reacción adversa grave. Sin embargo, comunícate con tu proveedor de atención médica si sientes:

  • dolor de cabeza intenso, dolor de espalda, dolor abdominal intenso, nuevos cambios en la visión, alteración del estado mental, entumecimiento, dolor o hinchazón en las piernas, dificultad para respirar, pequeñas manchas rojas en la piel o moretones nuevos o fáciles dentro de las tres semanas después de vacunarte. 

En la mayoría de los casos, los efectos secundarios son normales y buenas señales de que tu cuerpo está creando protección. . Los datos de seguridad de más de 298 millones de dosis de las vacunas de Pfizer y Moderna contra el COVID-19 administradas en los primeros seis meses después de su aprobación en los Estados Unidos muestran que la mayoría de los efectos secundarios informados fueron leves y de corta duración. Si experimentas efectos secundarios, tomar medicamentos como ibuprofeno o Tylenol, beber muchos líquidos, o colocarte un paño frío en la frente puede ayudarte.

Si tienes antecedentes de reacciones alérgicas a cualquier vacuna o tratamiento inyectable, debes hablar con tu proveedor de atención médica sobre los riesgos y beneficios de la vacuna antes de vacunarte. Aunque es muy raro, si experimentas una reacción alérgica grave a la vacuna, busca atención médica inmediata llamando al 911. Los signos de una reacción alérgica grave pueden incluir dificultad para respirar, hinchazón de la cara y la garganta, latidos cardíacos acelerados, una erupción cutánea grave en todo el cuerpo, y mareos y debilidad. Una reacción alérgica se considera grave cuando una persona necesita ser tratada con epinefrina o una EpiPen©. También se considera grave si la persona debe ir al hospital. 

Se han administrado más de 548 millones de dosis de la vacuna contra el COVID-19 en los Estados Unidos desde el 14 de diciembre de 2020 hasta el 16 de febrero de 2022. Las vacunas contra el COVID-19 se evaluaron en decenas de miles de participantes en ensayos clínicos. Las vacunas cumplieron con los rigurosos estándares científicos de seguridad, eficacia y calidad de fabricación necesarios por la FDA para respaldar la autorización de uso de emergencia y la aprobación.Los CDC continúa recopilando activamente datos de seguridad a través del Sistema para Reportar Eventos Adversos a las Vacunas que ha estado rastreando la seguridad de todas las vacunas desde 1990. Obtén más información sobre todas las formas en que se monitorea la seguridad de las vacunas.

La recomendación se basa en la comparación de la evidencia sobre la seguridad y la eficacia de las vacunas de Moderna, Pfizer, Novavax y Johnson & Johnson. Sigue recomendaciones similares de otros países, incluidos Canadá y el Reino Unido. También existe un amplio suministro de ambas vacunas en Carolina del Norte y en todo el país. La investigación ha encontrado más casos de una condición rara definida por coagulación sanguínea y plaquetas bajas asociada con la vacuna de Johnson & Johnson contra el COVID-19. Esta rara condición se llama trombosis con trombocitopenia (TTS, por sus siglas en inglés). TTS después de recibir la vacuna de Johnson & Johnson es raro. Ha habido alrededor de cuatro casos por cada millón de dosis administradas. Los CDC continúan recordando a las personas que recibir cualquier vacuna, incluida la vacuna de Johnson & Johnson, es mejor que no estar vacunado. La vacuna de Johnson y Johnson está solamente disponible para adultos alérgicos a las otras vacunas, para adultos sin acceso a las otras vacunas o para personas que eligen no vacunarse ni recibir la dosis de refuerzo si no son elegibles para recibir la vacuna de Johnson y Johnson. Las personas con antecedentes de TTS no deben recibir la vacuna de Johnson & Johnson. Todas las vacunas continúan siendo cuidadosamente monitoreadas por seguridad. Lee más información de los CDC sobre los efectos secundarios.

Ha habido informes de casos raros de una condición llamada miocarditis que ocurre después de que una persona se vacuna con las vacunas de Pfizer, Moderna, y Novavax contra el COVID-19 en los Estados Unidos y Europa. La miocarditis ocurre cuando el músculo cardíaco se inflama. Otra condición conocida como pericarditis ocurre cuando el revestimiento exterior del corazón está inflamado. En ambos casos, el sistema inmunológico del cuerpo está causando inflamación debido a una infección o algún otro desencadenante. La miocarditis puede ser grave, pero estos casos suelen ser leves y mejoran sin ningún tratamiento. Estos casos se observan con más frecuencia en adolescentes y adultos jóvenes después de la segunda dosis de Pfizer o de Moderna y dentro de la semana posterior a la vacunación. Los síntomas pueden incluir ritmos cardíacos anormales, dificultad para respirar y dolor en el pecho. Sin embargo, el riesgo de problemas cardíacos raros como miocarditis y pericarditis es mucho mayor por infectarse con COVID-19 que por las vacunas. Datos recientes de 40 sistemas de atención médica encontraron que el riesgo de problemas cardíacos raros era mucho mayor después de una infección por COVID-19 que después de la vacunación. Esto fue cierto tanto para hombres como para mujeres de todas las edades.

Los hombres jóvenes infectados con COVID-19 tienen hasta ocho veces más probabilidades de tener problemas cardíacos raros que los hombres que fueron vacunados contra el COVID-19.

Los CDC tienen sistemas establecidos para detectar problemas de seguridad con las vacunas. Estos sistemas se vigilan de cerca. Los CDC continuarás analizando cualquier informe de miocarditis y pericarditis que ocurra después de la vacunación contra el COVID-19. El Comité Asesor de Prácticas de Inmunización de los CDC también revisó los datos. Los CDC, la Academia Estadounidense de Pediatría y varios grupos médicos y de salud pública emitieron un comunicado en el que recomiendan la vacunación contra el COVID-19. Señalaron que este es un efecto secundario extremadamente raro con casos en su mayoría leves. Más personas que desarrollaron estos efectos secundarios después de que las vacunas mejoraron solas o con una pequeña cantidad de tratamiento en comparación con las personas infectadas con COVID-19.

Los niños y jóvenes con necesidades especiales de atención médica son especialmente vulnerables al COVID-19, y algunos niños infectados tienen efectos secundarios a largo plazo a causa del COVID-19. Muchos niños con discapacidades tienen condiciones médicas subyacentes que los ponen en mayor riesgo de enfermarse gravemente a causa del COVID-19. La vacuna contra el COVID-19 es segura y está disponible para niños de 6 meses en adelante que tienen necesidades especiales de atención médica, y los CDC recomiendan que los niños de este grupo se vacunen. Para obtener más información y recursos sobre cómo vacunar a los niños con discapacidades, visita la página de orientación sobre vacunas de los CDC para niños con discapacidades.

Si recibiste una vacuna contra el COVID-19 que NO fue autorizada por la FDA, aprobada por la FDA o entre las vacunas que figuran para uso de emergencia por la OMS, estas dosis no cuentan para la vacunación en los Estados Unidos. Deberás reiniciar la serie primaria con una vacuna aprobada o autorizada por la FDA al menos 28 días después de la última dosis de la vacuna que recibiste. Dos meses después de recibir tu segunda dosis, debes recibir una dosis de refuerzo actualizada. Ten en cuenta que no hay datos disponibles sobre la seguridad o la eficacia de comenzar de nuevo con las vacunas.

Si recibiste una vacuna contra el COVID-19 que no está autorizada por la FDA, pero está en la lista de la OMS para uso de emergencia, no necesitas comenzar de nuevo con las vacunas. Sin embargo, debes recibir una dosis de refuerzo actualizada al menos dos meses después de tu última dosis.

Información adicional sobre estas recomendaciones (en inglés) 

Lista de vacunas y sus autorizaciones (en inglés)

Después de vacunarte

Tab/Accordion Item

Sí. Recibirás una tarjeta de vacunación indicando qué vacuna contra el COVID-19 recibiste, y cuándo y dónde la recibiste. Toma una foto a esta tarjeta en caso que la pierdas. Algunas personas con acceso a correo electrónico recibirán un correo electrónico con comprobante de su vacunación. 

Muchas personas también pueden acceder a la información de su vacunación contra el COVID-19 en el Portal de Vacunas de Carolina del Norte si recibieron la vacuna en uno de los siguientes lugares:

  • un consultorio médico en Carolina del Norte; 
  • un hospital;
  • una farmacia;
  • un supermercado;
  • un departamento de salud; o 
  • durante un evento comunitario.

Encuentra más información sobre cómo acceder al portal de vacunas de Carolina del Norte

Tu información de vacunación no estará disponible si te vacunaste:

  • fuera de Carolina del Norte;
  • en un entorno militar; o 
  • en un centro de salud indígena tribal o urbano.

Comunicate directamente con tu proveedor para obtener información sobre las vacunas.

Si pierdes tu tarjeta o tienes preguntas sobre cómo acceder a tus registros de vacunación, debes comunicarte con tu centro de vacunación.

Las mascarillas con múltiples capas de protección y bien ajustadas ayudan a protegerte contra todas las variantes de COVID-19. Las mascarillas de grado superior, como la N95, la KN95, quirúrgicas o de procedimiento, ofrecen aún más protección. 

Aún debes usar una mascarilla en el interior si:

  • tienes un alto riesgo de enfermarte gravemente a causa del COVID-19;
  • no estás vacunado o no estas al día con tus vacunas;
  • tienes COVID-19 o estuviste cerca de alguien que contrajo el virus;
  • quieres una capa adicional de protección; o
  • estás en un entorno de alto riesgo (es decir, hospitales, consultorios médicos, centros de cuidado a largo plazo, prisiones, cárceles, refugios para personas sin hogar).

Los CDC usan el término “completamente vacunado” para las personas que:

  • recibieron dos dosis de la vacuna de Pfizer, Moderna, o Novavax o (o tres dosis para niños de 6 meses a 4 años que reciben la vacuna de Pfizer), o;
  • una dosis de la vacuna de Johnson & Johnson, y
  • han pasado al menos 2 semanas desde su inyección más reciente. 

Esto incluye a las personas que:

  • recibieron vacunas autorizadas o aprobadas por la FDA (es decir, Pfizer, Moderna, Novavax o Johnson & Johnson).
  • completaron una serie de vacunación contra el COVID-19 listada para uso de emergencia por la OMS, o
  • participaron en un ensayo clínico en los Estados Unidos y recibieron todas las dosis recomendadas de una vacuna contra el COVID-19 activa listada para uso de emergencia por la OMS (por ejemplo, AstraZeneca) o ha sido confirmado de forma independiente por una junta de monitoreo de datos y seguridad.

Los CDC y el NCDHHS recomiendan que todas las personas estén al día con sus vacunas contra el COVID-19. Estar al día con las vacunas incluye:

  • recibir una dosis de refuerzo si o cuando puedas
  • recibir una dosis adicional si tienes un sistema inmunológico comprometido, según la vacuna que recibes y tu edad.

Aprende más sobre las dosis de refuerzo.

Mantente al día con las vacunas contra el COVID-19

La vacuna contra el COVID-19 sigue funcionando muy bien para proteger a las personas contra la enfermedad grave, hospitalización y muerte a causa del COVID-19. Esto es cierto incluso con la difusión de nuevas variantes. Sin embargo, ha mostrado menos protección contra la infección por el virus. 

Las dosis de refuerzo se recomiendan para todos los habitantes de Carolina del Norte de 5 años o más para fortalecer protección contra el COVID-19. Muchas vacunas requieren más de una dosis para la inmunidad y las dosis de refuerzo para las vacunas son comunes. Por ejemplo, se recomienda que todas las personas mayores de 6 meses se vacunen contra la gripe cada año. Además, los adultos deben recibir una dosis de refuerzo contra el tétanos cada diez años. Todos deben recibir su dosis de refuerzo actualizada tan pronto como sean elegibles. Esto es especialmente importante con el descubrimiento de variantes que se propagan más rápido.

Debes recibir una dosis de refuerzo actualizada si tienes 5 años o más y han pasado dos meses desde que recibiste la dosis final de tu serie inicial de vacunación o cualquier dosis adicional o dosis de refuerzo. Algunas personas pueden preferir la misma marca de la vacuna que recibieron para sus otras dosis. Otras personas pueden preferir una marca diferente para su dosis de refuerzo. 
 

Los CDC no recomiendan las pruebas de anticuerpos antes o después de vacunarse contra el COVID-19 para verificar si una persona está protegida. Según la FDA, las pruebas de anticuerpos son útiles para determinar si una persona tuvo una infección por COVID-19 anteriormente. Estas pruebas no se han usado para verificar si la vacuna funcionó.

Para obtener más información, consulte la declaración de la FDA sobre las pruebas de anticuerpos.

Recibir una vacuna contra el COVID-19 no afectará las pruebas más comunes que se usan para detectar el virus de COVID-19. Estas pruebas se llaman PCR o pruebas de antígeno. Las vacunas no afectan los resultados de estas pruebas porque no hay virus en las vacunas. Sin embargo, las vacunas pueden afectar los resultados de algunas pruebas de anticuerpos de COVID-19 debido a la respuesta inmunitaria a la vacuna. Puedes obtener más detalles de los CDC.

Debes hacerte la prueba y mantenerte alejado de otras personas si desarrollas síntomas de COVID-19 después de ser vacunado. Esto es cierto, incluso si has sido vacunado. Tu proveedor de atención médica y el departamento de salud local trabajarán para informar los resultados de la prueba al NCDHHS. Esto incluye la notificación de una infección por COVID-19 después de ser vacunado. Es más probable que contraigas COVID-19 si no estás vacunado. La vacunación brinda una fuerte protección contra la enfermedad grave, hospitalización y muerte.

NCDHHS ya no requiere que todos usen una mascarilla si no están vacunados. Sin embargo, algunos lugares pueden seguir requiriendo que las personas usen mascarillas, como los entornos de atención médica y de atención a largo plazo.

NCDHHS recomienda usar una mascarilla si:

  • Tienes un alto riesgo de enfermarte gravemente.
  • No estás vacunado o no estás al día con tus vacunas.
  • Tienes COVID-19 o estuviste expuesto al virus.
  • Quieres una capa adicional de protección.
  • Estás en un entorno de alto riesgo (por ejemplo: centros de salud y de atención a largo plazo, centro correccional, refugio para personas sin hogar).

Datos gubernamentales y privacidad

Tab/Accordion Item

Las personas de 18 años o más pueden dar su consentimiento verbalmente. No se requiere el consentimiento por escrito, pero algunos centros de vacunación pueden requerir o solicitar uno. Para información sobre el consentimiento de menores, consulta ¿Los menores de 18 años pueden vacunarse o recibir una dosis de refuerzo contra el COVID-19 sin el consentimiento de sus padres o tutores?

No. Carolina del Norte no tiene ningún plan para exigir que las personas se vacunen contra el virus COVID-19. Es posible que ciertos empleadores o escuelas requieran la vacuna para sus empleados o estudiantes. Los empleadores pueden preguntar si te has vacunado, pero no pueden requerir que compartas cualquier otra información médica personal.

Carolina del Norte utiliza el Sistema de Administración de Vacunas contra el COVID-19 (CVMS, por sus siglas en inglés) y el Registro de Inmunizaciones de Carolina del Norte (NCIR, por sus siglas en inglés). Estos sistemas ayudan a los centros de vacunación a saber quién se ha vacunado y con qué marca de la vacuna para asegurar que las personas reciban la segunda dosis de la misma vacuna en el momento adecuado. También puede ayudar a garantizar que las personas reciban la dosis de refuerzo en el momento adecuado. Además, permite al estado administrar las cantidades de vacunas. Muchas farmacias como CVS, Walgreens, Walmart y otras farmacias de supermercados no utilizan el CVMS para aplicar y administrar las vacunas. Estas farmacias utilizarán sus propios sistemas. Sin embargo, esta información se comparte con CVMS para que los proveedores y quienes reciben la vacuna puedan asegurarse de que todos reciban la dosis correcta en el momento correcto.

La información sobre tu vacunación contra el COVID-19 es manejada cuidadosamente para proteger tu privacidad. Esta información no se compartirá excepto de acuerdo con las leyes estatales y federales. El CVMS es un sistema que recopila información por motivos de salud y seguridad. La información de vacunación que colecta el CVMS es similar a la información que se requiere cuando vas al consultorio del médico o a una farmacia para una vacuna. Esto incluye: 

  • tu nombre
  • tu dirección
  • tu fecha de nacimiento
  • el lugar donde te vacunaste
  • cuándo te vacunaste
  • la persona que te administró la vacuna
  • información sobre el vial específico de la vacuna (fecha de vencimiento, número de identificación de la vacuna)
  • cómo se administró la vacuna (por ejemplo, en el músculo del brazo derecho). 

El CVMS también recopila información sobre raza y origen étnico. Esto es necesario para apoyar los esfuerzos para la distribución equitativa de vacunas en el estado. Carolina del Norte no envía ninguna información identificable a los CDC. En cambio, el estado envía la siguiente información a los CDC: 

  • el año de nacimiento de la persona (no la fecha de nacimiento entera)
  • los primeros tres dígitos del código postal de residencia de la persona si la población subyacente en ese código postal incluye más de 20,000 personas
  • la fecha en que se creó el registro de vacunas para la persona 

Más información sobre los requisitos de datos federales de los CDC. 

Carolina del Norte ha creado un tablero electrónico en línea público para compartir datos sobre las vacunas. Los datos en el tablero se actualizan semanalmente los miércoles.

La ciencia detrás de las vacunas

Tab/Accordion Item

No puedes contraer COVID-19 de las vacunas. Todas las vacunas autorizadas actualmente en los Estados Unidos le dan a tu cuerpo instrucciones temporales para producir una proteína. Las vacunas de dos dosis de Pfizer y Moderna usan tecnología de ARNm, mientras que la vacuna de una dosis usa tecnología de ADN para dar estas instrucciones. La vacuna de Novavax contra el COVID-19 utiliza un tipo de tecnología más familiar basada en proteínas, y que se ha utilizado durante más de 30 años en vacunas que ayudan a prevenir enfermedades como el herpes zóster, la hepatitis B, la gripe y otras enfermedades. Esta proteína le enseña a tu cuerpo de manera segura a producir anticuerpos que luchan contra los gérmenes del virus COVID-19. Estos anticuerpos que luchan contra los gérmenes están listos para luchar contra el COVID-19 real si alguna vez intenta atacarte. Tu cuerpo descompone naturalmente todo lo que contiene la vacuna. No hay virus COVID-19 en la vacuna. Ninguna de las vacunas puede cambiar tu ADN.

Las vacunas contra el COVID-19 le dan a tu cuerpo instrucciones temporales para combatir el COVID-19. Tu cuerpo naturalmente destruye las instrucciones y se deshace de ellas. Ninguno de los ingredientes de la vacuna permanece en tu sistema. No alteran el ADN de tu cuerpo. Las tres vacunas contra el COVID-19 actualmente disponibles en los Estados Unidos no contienen huevos, conservantes, tejido fetal, células madre, mercurio o látex. Para obtener una lista completa de los ingredientes, consulta la Hoja de Datos de cada vacuna para destinatarios y cuidadores:

Las personas de 5 años o más pueden ahora pueden recibir una dosis de refuerzo actualizada para protegerse contra las variantes más recientes del COVID-19. Las dosis de refuerzo actualizadas también se llaman vacunas bivalentes, ya que se dirigen tanto a la cepa del coronavirus original como a las subvariantes de Ómicron. Esta dosis de refuerzo brinda la protección más actualizada contra enfermedades graves y puede disminuir los síntomas del virus si te enfermas.

Todos los virus cambian con el tiempo. Estos cambios (conocidos como variantes) son esperados. Los científicos están trabajando para aprender más sobre las nuevas variantes de COVID-19 y sus efectos en las vacunas. Sigue habiendo buena evidencia de que las vacunas contra el COVID-19 autorizadas brindan protección contra la enfermedad grave, la hospitalización y la muerta. Recibir la vacuna también reduce la propagación del virus y ayuda a evitar que se creen nuevas variantes. Un estudio reciente mostró que las vacunas funcionan muy bien para prevenir la hospitalización y la muerte a causa del COVID-19, incluso con la variante más reciente de Ómicron. Sin embargo, es probable que ocurran infecciones en personas que están al día con sus vacunas. La dosis de refuerzo actualizada aumenta la eficacia de la vacuna contra la variante Ómicron. Por eso es aún más importante que las personas estén al día con todas las vacunas y dosis de refuerzo recomendadas contra el COVID-19. 

La evidencia sugiere que Ómicron es dos o tres veces más contagiosa que la variante Delta. Esto significa que la variante Ómicron es cuatro a seis veces más contagiosa que el virus de COVID-19 original. Los datos recopilados hasta ahora muestran una disminución más rápida de la protección después de la serie de vacunación primaria que la disminución observada con otras variantes. Sin embargo, las las vacunas siguen siendo efectivas para prevenir la enfermedad grave. La protección contra Ómicron aumenta considerablemente después de recibir una dosis de refuerzo. Las vacunas y las dosis de refuerzo son esenciales para proteger a las personas contra la enfermedad grave durante un aumento en casos. Las personas que tienen mayor riesgo de enfermarse gravemente por COVID-19 incluyen personas que: 

  • son mayores
  • viven en centros de atención a largo plazo
  • tienen condiciones médicas subyacentes 
  • tienen un sistema inmunológico comprometido 

Las personas en estos grupos deben vacunarse y recibir la dosis de refuerzo lo antes posible. Puedes encontrar más información en el sitio web de los CDC.
 

Ninguna de las vacunas contiene células o tejidos fetales. Se utilizaron células fetales en la investigación para desarrollar las tres vacunas. Las vacunas suelen utilizar células fetales en su desarrollo. Las vacunas de Pfizer, Moderna, y Novavax no requieren el uso de células fetales para producir las vacunas. Con el fin de producir la vacuna, la vacuna de Johnson & Johnson utiliza células fetales que fueron aisladas hace más de 30 años.

¿No pudiste encontrar la respuesta que estabas buscando?

Llama al 800-232-4636 (TTY 888-232-6348).

Tambien puedes consultar los siguientes sitios web: la pagina de los CDC sobre las vacunas contra el COVID, la pagina del NCDHHS Vacunate.nc.gov, o COVID.gov/es.